¿Qué es un nómada digital? ¿Cómo me convierto en uno? - Patoneando
10 Consejos para viajar sola por primera vez [contado por viajeras]
8 mayo, 2020
15 Consejos para crear un blog exitoso
6 julio, 2020

¿Qué es un nómada digital? ¿Cómo me convierto en uno?

Qué es un nómada digital - Lina Maestre de Patoneando blog de viajes

Un nómada digital es uno de los nuevos paradigmas laborales que llegó gracias al Internet y a las nuevas tecnologías. Esa transformación que involucra una nueva forma de trabajar, saliendo de los horarios y espacios convencionales, es un fenómeno que cada vez más personas quieren vivir.

Pero a pesar de que solemos escuchar mucho este término, no sabemos de qué se trata, ni cómo se empieza a trabajar como un nómada digital, ni mucho menos lo que debemos saber para convertirnos en uno. Y las preguntas siguen…

En mi caso, decidí convertirme en nómada digital porque mi sueño era viajar por el mundo y quería trabajar desde cualquier lugar del mundo.

¿Cómo lo iba a lograr? En ese momento (hace seis años) ni siquiera conocía este término y poco se hablaba de ello en Latinoamérica. No me convertí en nómada digital de la noche a la mañana y cuando empecé a viajar, ni siquiera tenía claro cómo iba a ganarme la vida. Durante varios años viajé como mochilera por más de 35 países y  abrí un blog de viajes para contar mis anécdotas en la ruta. Poco sabía sobre tecnología, redes sociales, fotografía, marketing digital y muchos otros términos que ahora son mi pan de cada día.

Y sin darme cuenta, muté de nómada análoga a nómada digital.

Entonces… ¿Cómo pasó?

Vamos a entender los conceptos por partes:

¿Qué es un nómada digital?

Un nómada digital o Digital Nomad es una persona que trabaja de forma remota, desempeñando su profesión desde cualquier lugar con la ayuda del internet y las nuevas tecnologías (por eso lo “digital”). Es alguien que puede hacer su trabajo desde cualquier lugar del mundo y que elige cambiar de locación cada cierta cantidad de tiempo.

Si tu deseo es trabajar en algo que te guste, ser bien remunerado y desplazarte cuando lo desees, este tema te puede interesar mucho.

No te pierdas este video:

¿Quién puede ser nómada digital?

Cuando renuncié a mi trabajo para empezar a viajar, una de las críticas que tuve que soportar fueron los comentarios sobre “qué iba a hacer con mi vida”, “de qué iba a vivir cuando se me acabaran los ahorros” (que por cierto, no eran muchos) y si “iba a malgastar tantos años de estudio para dedicarme a ser hippie”. Créeme, no fue fácil.

Los primeros años de viaje me dediqué a ganar dinero con los trabajos que encontraba en la ruta y escribía en este blog, más por hobbie que por trabajo. En varias ocasiones, tuve la oportunidad de cruzarme con personas que vivían viajando y ganaban dinero con sus trabajos online. En Argentina conocí a un hombre que estaba recorriendo Sudamérica y se financiaba haciendo páginas web para una empresa. En Brasil conocí a la fotógrafa que tomaba fotos y las vendía online y a revistas y periódicos de Canadá. Y varios de mis colegas bloggers, monetizaban sus blogs y les daba lo suficiente para viajar por el mundo.

Y entonces llegó la gran pregunta… ¿Y por qué yo no puedo hacer lo mismo?

Entendí que un nómada digital podía ser cualquiera, sin importar la edad. Entendí también que era hora de aplicar lo que sabía y aprender muchas cosas más, para compartirlas con los demás y vivir de ello.

Lo primero que hice fue darle vuelta al asunto y cambiar el “chip”. Tenía que cambiar la concepción de trabajo y entender que no necesitaba ir a una oficina de 8 a 6 ni a calentar puesto para trabajar y ganar dinero en algo que me gustara.

“¿Pero qué puedo hacer? ¿por dónde empiezo?”

Nómada digital trabajando frente al mar -Lina Maestre - Patoneando

No suelo trabajar en la playa, pero en Goa (India) hice una excepción mientras terminaba el desayuno.

¿Cómo me convierto en nómada digital? 

El primer paso para definir tu futuro como nómada digital es preguntarte si esto es para ti. ¿Quieres vivir viajando? ¿Quieres tener tu propio negocio o trabajar para alguien más? ¿Quieres trabajar online o prefieres una oficina o un lugar estable? ¿quieres trabajar online pero sin viajar por el mundo?

Luego debes pensar en qué te gusta hacer y cómo puedes combinar eso con el movimiento. Debes creer en tus capacidades y entender que no necesitas estar todo un día en una oficina para conseguir resultados.

Convertirse en nómada digital no es algo fácil. No pasa de la noche a la mañana. Se requiere de mucho trabajo, esfuerzo y sacrificios. Piensa bien por qué lo quieres hacer.

Algunas de las razones más comunes son:

Quiero vivir viajando

Debe ser la razón de la mayoría de personas que sueñan con viajar por el mundo pero no saben de qué van a vivir. Si quieres hacerlo para vivir viajando, debes saber que tomará tiempo y que probablemente no podrás irte de viaje hasta que tu negocio o trabajo te de dinero suficiente para hacerlo.

Si nunca has hecho un viaje largo antes, te recomiendo primero irte para disfrutar el máximo, aprender en el camino y darte cuenta si te gusta o no. No es lo mismo ver fotos lindas en Instagram que vivir en la ruta (con todo lo que esto conlleva). Una cosa es irte de viaje como nómada digital y otra es irte de viaje como mochilero o de vacaciones.

Estarás preocupado por tu negocio, debes dedicarle mucho tiempo a gestionarlo y si no sabes cómo manejar tu tiempo, terminarás más horas en frente del computador que visitando esa playa o subiendo esa montaña con la que tanto sueñas.

Si por el contrario, ya hiciste un viaje medianamente largo, quedaste con ganas de mas y quieres buscar otra forma de financiamiento, entonces es hora de ponerte manos a la obra.

Quiero tener independencia económica

Lógico.

Ganar el dinero suficiente como para poder comer, pagar facturas o vivir viajando.

Pero hay algo muy importante que debes saber. Para ser nómada digital debes invertir tiempo y dinero.

  • Debes formarte en las habilidades para el tipo de negocio que elegiste, y también en aquellas que te ayudarán a posicionarte mejor y tener éxito.
  • Debes invertir en las herramientas necesarias para montar tu negocio o que te ayuden a obtener resultados.
  • Y tener dinero ahorrado que te permita sobrevivir mientras tu emprendimiento vuele y genere resultados.

Por eso te recomiendo no renunciar a tu trabajo sin tener en cuenta estos datos.

Ya sea que busques un empleo de tiempo completo o de medio tiempo, es importante tener algo que te permita  generar ingresos mínimos para sobrevivir y para invertir en tu emprendimiento.

Si no tienes el dinero para invertir en tu negocio (cursos, herramientas, computador, hosting, etc), vas a estar mucho tiempo detrás del computador viendo videos y leyendo blogs para aprender empíricamente. Y no me malinterpretes. No tiene nada de malo. De hecho, así aprendí yo mientras viajaba y escribía en mi blog. Pero si me lo preguntas ahora, me hubiera gustado invertir más en cursos y en mejores herramientas para aprender más rápido y poder monetizar mi trabajo desde mucho antes. Ahora no me arrepiento de nada. Cada paso que di me trajo hasta acá y estoy agradecida. Pero confieso que es algo que hubiera hecho de otra forma.

Si tienes un trabajo que te genere un ingreso fijo que te permita invertir en tu emprendimiento, significa que pasarás menos horas en tu negocio, pero tendrás más dinero para comprar herramientas que te ayuden a hacer todo más rápido, aprenderás de profesionales, e incluso puedes evitar muchos dolores de cabeza.

Si no tienes el dinero, lo harás a tu manera. Serán muchas horas aprendiendo y puede que no veas los resultados tan rápido como esperas.

Conseguir la libertad financiera siendo nómada digital no es imposible. Ése es el objetivo. Pero debes hacer algunos sacrificios antes de llegar allá.

Qué es un nómada digital - Lina Maestre de Patoneando blog de viajes

Para ser un nómada digital debes invertir tiempo y dinero en educación, equipos y herramientas. No dejes de prepararte y lo lograrás.

¿Qué debo estudiar para ser nómada digital?

Esto es algo que me suelen preguntar mucho y siempre respondo lo mismo: ser nómada digital es un estilo de vida, no una profesión. Entiendo que muchas personas creen que debes tener un blog de viajes o una cuenta de Instagram con miles de seguidores para vivir viajando. Y no es así. Si lo quieres hacer, adelante. No hay problema. Pero no te enfrasques en la idea que es la única forma de hacerlo. Hay nómadas digitales que ni siquiera tienen redes sociales.

No hay que estudiar una carrera específica para dedicarte a esto. Pero te aconsejo invertir en conocimiento para seguir creciendo.

Yo estudié Administración Hotelera y al contrario de lo que muchos piensan, no tiene nada que ver con lo que hago. Un hotelero hace de todo menos vivir viajando. Las habilidades que he aprendido para este estilo de vida no las aprendí en mis cinco años de carrera. Las he aprendido día a día y de forma empírica (viendo tutoriales en Youtube, leyendo blogs, libros, haciendo cursos virtuales con expertos en el tema, asistiendo a charlas, conferencias, etc).

He aprendido sobre escritura creativa, sobre SEO, fotografía, edición de videos, marketing digital, redes sociales, liderazgo y muchas cosas más, a medida que quiero avanzar en mi trabajo.

Hoy en día existen cientos de plataformas que te permiten hacer cursos a distancia para que aprendas todo lo que quieras (y con muy buenos profesores). He realizado varios cursos con Skillshare, Hotmart y Domestika. Y sigo aprendiendo.

Vivimos ahora en un mundo que cambia muy rápido. Ahora con Internet puedes aprender solo. Saber buscar es fundamental y puedes hacerlo desde cualquier parte.

Dicho esto, no necesitas estudiar algo específico para ser nómada digital. Hay algunas profesiones que ayudan más que otras porque puedes obtener algunos conocimientos previos, pero esto no significa que no puedas aprender. Cualquier persona puede ser un nómada digital. No lo olvides.

Únete a mis sesiones de Aprendizaje gratuitas que hago a través de Lives en mi cuenta de Instagram dos veces al mes. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

¡Súmate a la Serie de Aprendizaje con Patoneando! 😊 Para que compartamos y aprendamos juntos, de una forma amena y divertida y ¡GRATIS! ⁣ ⁣ Convertirme en Blogger de viajes me enseñó a tener 100 trabajos en 1 y a capacitarme en cada uno de ellos. Nos convertimos en un ser “multitasking” para aprender sobre SEO, marketing digital, redacción, posicionamiento Web, trabajar en casa o desde cualquier lugar (y no morir en el intento), fotografía, videografía, diseño gráfico, planeación, expertos buscando vuelos baratos y planeando rutas hasta en los lugares más inhóspitos. Y la cuenta sigue. ⁣ ⁣ ☝🏽🎊 Así que DOS MIÉRCOLES AL MES tendrás la oportunidad de tomar estas clases desde cualquier lugar.⁣ ⁣ 👩🏽‍💻 La primera será el 6 de Mayo a las 12:00 PM hora Colombia y 19:00 Hora España. Sobre cómo trabajar desde casa (y no morir en el intento).⁣ La segunda será el 20 de Mayo. ⁣ Será vía Live de Instagram para que puedas hacer todas las preguntas que desees. Si no puedes asistir en ese horario, dejaré la sesión guardada durante 24 horas. ⁣ ⁣ Guarda esta publicación para que lo agendes. Busca tu 🖊📒 para tomar nota y comparte con alguien a quien sabes que le puede interesar⁣ ⁣ ¡Todos son bienvenidos! Por último, ya tengo una lista de los temas que voy a tratar en las #SesionesdeAprendizaje pero si desean un tema en específico déjenlo abajo en los comentarios. 👇🏽 ¡Nos vemos mañana! ⁣ ⁣ 📸: @kev1k_ ⁣ #patoneando #cursogratis #blogger #travelblogger #SAP #aprendizaje #photo #fotografia #contentcreator #blogging #bloggerlife #cursoonline

Una publicación compartida de Lina Maestre 🎒🌎 (@patoneando) el

¿Qué tipo de negocio o trabajo tienen los nómadas digitales?

Esto es muy importante tenerlo en cuenta, ya que todos los nómadas digitales trabajan online pero no todos realizan el mismo tipo de trabajo, ni todos son emprendedores.

No todos los nómadas digitales son emprendedores

Me explico:

Muchas personas quieren ser nómadas digitales y vivir viajando, pero no les atrae la idea de montar su propio negocio y prefieren tener la seguridad de un sueldo fijo.

Estas personas buscan ofertas de trabajo remoto en empresas que busquen nómadas digitales. Por ejemplo: antes de dedicarme 100% a mi emprendimiento, trabajé durante dos años como editora de contenido de una reconocida empresa de viaje. Tenía reuniones virtuales, recibía un sueldo fijo y podía hacer el trabajo desde cualquier lugar del mundo. No me complicaba la vida montando un negocio y tenía la libertad de un nómada digital con un sueldo fijo mensual.

Freelance

Un freelance ofrece sus servicios a una empresa o persona particular de forma online. Puedes ofrecer tus servicios de redacción, consultoría, tutorías, coaching, servicios de Community Manager,  servicios de Social Media Manager, asistencia virtual, diseño web, ilustraciones, diseño gráfico, edición de videos, programación y muchas cosas más.

Existe una amplia diversidad de trabajos que puedes realizar como nómada digital freelance

Y por último, pero no menos importante:

Los nómadas digitales emprendedores

Aquellos que tienen su propio negocio, que venden a través de su tienda virtual, que escriben libros digitales, hacen guías en formato Ebook, dictan cursos, talleres y crean uno o varios infoproductos (es un producto digital donde explicas un tema en concreto o transmites algún conocimiento). Son personas que trabajan para ellos mismos, algunos llegan a contratar a un equipo de trabajo para repartir tareas y obtener mejores resultados.

Como ves, hay muchas opciones dependiendo de tus gustos, herramientas y objetivos.

¿Ya conoces la visa de vacaciones y trabajo para vivir en Francia? Aquí te cuento más

 

 

Mujer trabajando con su computador en un tren -Lina Maestre - Patoneando blog de viajes

Trabajando en un tren en India


Consejos para ser nómada digital

Ya tienes una idea más amplia del tema. Ya sabes que es importante asumir que no todo el mundo está preparado para trabajar como nómada digital.

Como dije más arriba, el primer paso para definir tu futuro como nómada digital es preguntarte si esto de verdad lo quieres hacer. ¿Quieres vivir viajando? ¿Quieres tener tu propio negocio o trabajar para alguien más? ¿Quieres trabajar online o prefieres una oficina o un lugar estable? ¿quieres trabajar online pero sin viajar por el mundo? Saber por qué lo quieres hacer te ayudará a despejar dudas.

Debes entender que para todo el mundo la experiencia es diferente. Yo primero fui mochilera, escribía y editaba mi blog por hobbie y años después es que se convirtió en mi trabajo a tiempo completo. Tu camino y tu experiencia será completamente distinta, pero es bueno tener en cuenta estos aspectos:

Un buen entendimiento del mercado global

Qué es lo que quieres hacer y qué es lo que puedes hacer con esa forma de vida.

Autoconfianza y seguridad en ti mismo y en tu idea

Estarás de forma continua saliendo de tu zona de confort. La presión es mucha, a veces no tendrás ganas de hacer nada, puede que en un mes veas resultados y en otro nada salga como lo esperabas. Debes recordarte siempre a ti mismo por qué estás haciendo lo que estás haciendo.

La diferencia entre los nómadas digitales que lo lograron con los que fallaron, es que los primeros no dejaron de intentar. Así que busca siempre esa motivación dentro de ti para no abandonar.

Dominio otro idioma o por lo menos del inglés

Hoy en día son muchas las formas de aprender un idioma. Si quieres ser un nómada digital, intenta aprender por lo menos el inglés. no sólo te servirá para los viajes sino también para tu emprendimiento.

No dejes de aprender

Ya lo he dicho varias veces y lo repito. Estar a la vanguardia, aprender nuevas habilidades, conocer nuevos productos, te ayudarán a crecer tu negocio y a lograr tus objetivos de una forma más rápida. Si quieres trabajar como nómada digital y viajar por el mundo, el constante aprendizaje es primordial.

Disciplina y orden

Al convertirte en un nómada digital lo más probable es que seas tu propio jefe o que trabajes para una empresa que te pedirá resultados y no horas de trabajo. En este sentido, debes aprender a organizar tu tiempo, a planificar, a ser constante y sobretodo, muy disciplinado. Una persona que trabaje de forma remota necesita ser estricto con sus horarios, su calendario y sus horas de descanso; especialmente porque no tendrá a nadie recordándole lo que debe hacer.

Esto es algo que me tomó mucho tiempo aprender. Al principio me veía trabajando 15 horas diarias, comiendo mal, durmiendo poco y no tenía un orden específico en mi día. Hoy esto ha cambiado y se refleja tanto en lo personal como en lo profesional.

Skillshare tiene varios cursos de productividad.

Haz pausas

Una de las cosas más difíciles para un nómada digital es saber cuándo desconectarse. Vas a pasar horas y horas frente a una computadora y trabajando más de lo normal. Es muy importante que te pongas límites, que respetes los espacios, por ejemplo, no trabajes en la cama. Sal a caminar, a nadar, haz ejercicio, yoga, etc. No te desconectes del mundo exterior por estar todo el día conectado en Internet.

Utiliza las webs de economía colaborativa

También tendrás que pensar en otros aspectos como el alojamiento, el transporte y la comida. Cuando llegas a una ciudad nueva y no conoces a nadie o si estás iniciando tu negocio y quieres ahorrar dinero en algunos aspectos, piensa en usar este tipo de webs.

Las webs de economía colaborativa son plataformas que permiten transacciones o intercambios de persona a persona, gracias a una plataforma online que las conecta. Es la economía del trueque. Puedes dormir en la casa de un local haciendo Couchsurfing, alquilar un cuarto o un apartamento a un local, hacer intercambio de casas, compartir auto para viajar de un lugar a otro, hacer intercambio de tus habilidades a cambio de alojamiento y comida, hacer voluntariados, compartir un espacio co-working y muchas cosas más.

 

 

Presentación libro El Arte de viajar sola de Lina Maestre de Patoneando

En la presentación de mi libro en Bogotá en el 2019

¿Por dónde puedo empezar para convertirme en un nómada digital?

Después de leer todo lo anterior, estás decidido. Quieres ser nómada digital. Ya sabes cuáles son los pros y contras, estás listo para asumir el riesgo y quieres darlo todo para intentarlo.

Te voy a contar cómo lo hice yo, pero es importante que entiendas que no hay un camino marcado y cada quien lo hace de forma diferente. Por supuesto, mientras más aprendas sobre el tema, más facilidades tendrás para lograr tus metas, pero no hay una fórmula mágica.

Como lo dije al principio, yo empecé a viajar como mochilera. Renuncié a mi trabajo y me fui con un tiquete de solo ida. Un año y medio después de estar viajando, decidí abrir un blog de viajes con la idea de compartir mis experiencias a mi familia y amigos. Escribía más que todo relatos de viajes y experiencias personales.

Unos meses después de abrir el blog, realicé un viaje que empezó a darle vuelta al blog. Llegué al Círculo Polar Ártico en pleno invierno, haciendo dedo sola para cumplir mi sueño de ver las auroras boreales. Las fotos de la travesía se viralizaron en Facebook y mi blog pasó a tener 100 lectores diarios a tener miles. Esto me animó a seguir escribiendo y a compartir consejos para quienes quisieran animarse a viajar.

Me mantenía en el camino realizando trabajos varios. Fui niñera, traductora, guía de viajes, vendí postales y artesanías, trabajé en restaurantes, hostales, hice voluntariados e intercambios, viajaba en autostop y me quedaba en casa de locales. Intentaba gastar lo menos posible mientras trabajaba en el camino. Y seguía creando contenido en mi blog y en Facebook y enviando propuestas de artículos a revistas y periódicos.

¿Cuál fue mi error?

Meses después regresé a Colombia y abrí una Tienda virtual donde vendía camisas y otros productos. Fue un fracaso. Gasté todos mis ahorros en algo que no funcionó. ¿Por qué? Cometí muchos errores que hoy en día evitaría a toda costa.

  1. Abrí una tienda virtual y al mes me fui a darle la vuelta a Colombia como mochilera. No le dediqué el tiempo necesario para que el negocio se diera a conocer, ni para que creciera, ni para aprender sobre ventas en línea. Me la pasaba más tiempo desconectada que delante del negocio.
  2. Invertí el poco dinero que tenía y no tuve me di el tiempo de seguir trabajando para ahorrar e invertir en herramientas y cursos para seguir aprendiendo.
  3. El afán me ganó. Quería irme de viaje rápido y abrí la tienda para financiarme en el camino. No medí consecuencias. Tenía claro lo que quería pero no hice lo necesario para alcanzarlo.
  4. A los tres meses de haberla creado, decidí cerrarla y vender los productos de manera presencial mientras viajaba. La tienda me estaba dando más gastos que ganancias.
Ganar dinero viajando - vender postales - Lina Maestre Patoneando blog de viajes

Algunos de los productos que vendía a través de mi Tienda virtual.

Esto lo cuento porque son errores que reconozco y no me gustaría que no hicieras lo mismo. No se trata sólo de tener ganas, esto no es suficiente. Se necesita planificación, inversión, tiempo, esfuerzo, mucho trabajo y sacrificios.

Un año después, cuando me encontraba en Cafayate, Argentina, una importante revista de Colombia me contactó para escribir un artículo en su edición de viajes. Me encontraba viajando por Sudamérica y no podía creerlo. El artículo se publicó y me abrió las puertas para otras oportunidades en periódicos y otras revistas. Seguía escribiendo en mi blog.

Fue en ese momento, cuando una empresa de viajes me contrató por primera vez para escribir reseñas de los lugares que visitaba en su página web.

Cuando recibí esta propuesta, estaba trabajando como mesera en una Peña y como vendedora en una tienda de artesanías. Tenía dos trabajos para ahorrar y poder seguir viajando por todo el país.

Fue la primera vez que empecé a trabajar desde mi computador y con un sueldo. 

Seguía escribiendo en mi blog y aprendiendo sobre este nuevo estilo de vida: nomadismo digital 

Unos meses después terminé mi vuelta a Sudamérica y al regresar a Colombia, decidí dedicarme a esto por completo. Quería escribir mi primer libro, monetizar mi blog, tener nuevas oportunidades de negocio. Aplacé mi vuelta por Centroamérica y empecé a estudiar de manera virtual sobre marketing digital, redes sociales, fotografía, SEO, redacción, ventas online y todo lo que necesitaba aprender para dar marcha a mi emprendimiento.

Durante mi vuelta por Sudamérica, conocí a un francés (Sí. Sí. Hay una historia de amor también) con quien compartí varios meses de viaje y cuando le conté lo que quería hacer, me propuso irme a Francia con él.

Saqué una visa de Vacaciones y trabajo (Visa Vacances Travail o VTT) y me fui.

En Francia empecé a escribir mi primer libro y a hacer varios cursos virtuales para profesionalizar mi carrera.

Mientras hacía esto, la plataforma de voluntariados que había utilizado en mi vuelta por Sudamérica me contactó para ser su embajadora de marca. Debía crear contenido visual para mis redes sociales (Instagram más que todo) y escribir dos artículos para su web. Acepté.

Tres meses después, me ofrecieron un puesto como Editora de Contenido de su blog en español. A partir de ese momento, todo tomó un rumbo diferente. Aprendí mucho sobre las herramientas para nómadas digitales; puse en práctica los cursos sobre SEO, posicionamiento Web, copywriting y trabajo remoto.

Durante dos años trabajé para ellos mientras me dedicaba también a mi emprendimiento (monetizar mi Blog, crecer en redes sociales, edición de fotos y videos, estrategias de venta, publicidad en FB… y la lista sigue).

Al momento de estar escribiendo estas líneas, no trabajo más para dicha empresa, pero me siento tranquila y feliz. Han pasado seis años desde que tomé la decisión de viajar por el mundo y unos tres años desde que decidí crear mi emprendimiento.

Hoy tengo mi primer libro auto-publicado, empecé a dar conferencias y talleres, he creado viajes grupales con mujeres y mi blog Patoneando es un negocio multifacético con varias fuentes de ingresos que incluyen programas de afiliación, venta de infoproductos, cursos, talleres y viajes educativos.

No ha sido fácil, tampoco fue un camino corto pero me siento feliz de haberlo logrado.

Si yo pude, ¿Por qué tú no?

¿Te atreves a convertirte en nómada digital? Si tienes dudas, quisieras agregar algo o compartir tu experiencia, no dudes en dejarlo abajo en los comentarios. Si crees que este artículo le puede ser útil a alguien más, compárteselo 🙂


Este artículo contiene links de afiliados. Significa que al comprar a través de ellos, yo ganaré una comisión que me permitirá seguir manteniendo este blog y a ti no te costará ni un centavo más como usuario. ¡Gracias!


¿Ya leíste mi libro? Descubre EL ARTE DE VIAJAR SOLA


 

Lina Maestre
Lina Maestre
Soy Lina y vivo viajando desde el 2014. Soy la que escribe, toma fotos y edita este blog. Nací en Colombia y he viajado en solitario y en pareja por más de 37 países. Acá encontrarás relatos de viajes, consejos y guías de destinos e inspiración para tus viajes. Tengo un libro publicado y puedes ver mi día a día a través de Instagram.  

2 Comments

  1. Vanessa D dice:

    Uff excelente articulo, me di cuenta de todo lo que desconocia, gracias por compartir tus conocimientos, por la sinceridad y la transparencia que transmites.

    Solo te he visto una vez, te sigo hace solo un año y realmente siento que te quiero! jjj

    Nuevamente mil gracias!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!