Palomino: un destino imperdible | Patoneando Blog de viajes
Consejos para viajar barato
14 marzo, 2017
Flamencos rosados en Camarones, Guajira
22 marzo, 2017

Palomino: un destino imperdible

Palomino se ha convertido en un boom turístico de la región Caribe colombiana y lo tenía en mi lista de pendientes. No sabía exactamente cuando iba, pero estaba segura que no me perdería el destino que se estaba convirtiendo en una joya para los viajeros que recorren el país.

Estando en Valledupar decidí que subiría a la región de La Guajira para reencontrarme con otros compañeros viajeros y allá recibimos una invitación muy especial por parte de la agencia de viajes History Travellers. Recorreríamos toda la región con ellos, conociendo rincones conocidos y otros no tantos. Siempre acompañados de sus mejores guías, con quienes terminaríamos cultivando una linda amistad.

El viaje empezó en Palomino, la puerta de entrada a La Guajira desde el Caribe colombiano. Tomamos la carretera que une Riohacha a Santa Marta.

Palomino-Sierra Nevada de Santa Marta - La-Guajira-Colombia-Patoneando-blog-de-viajes-1.jpg

La Sierra Nevada y el frondoso verde eran testigos de nuestras risas y conversaciones.

Después de casi tres horas de viaje, nos detuvimos a un lado de la carretera para luego subirnos en motos que nos subirían hasta las estribaciones de la montaña y desde ahí, caminaríamos durante tres horas para visitar un pueblo Kogui.

A medida que subíamos el ascenso se hacía más difícil pero el paisaje de mar, montaña y río en un mismo escenario, hacía de esta caminata un recorrido apacible y maravilloso.

La Sierra Nevada de Santa Marta es la montaña costera más alta del mundo y Palomino goza de una privilegiada ubicación donde se unen la montaña, el mar y el río junto con las cuatro etnias indígenas que habitan la montaña. Estábamos a punto de visitar una de éstas en la comunidad Sevyaka, donde viven alrededor de 50 familias del poblado indígena Kogui.

Antes de entrar, el guía le pidió permiso al Mamo – la máxima autoridad del poblado- para poder ingresar con nuestras cámaras. Veinte minutos después caminábamos y saludábamos tímidamente a la única familia que se encontraba en el momento. Una mujer cuidaba a sus hijos y nietos. Siete niños de diferentes edades siendo la de diez años, la mayor de todos. Durante los primeros minutos sentí algo de tensión. Durante mis viajes he aprendido que máquinas tecnológicas como cámaras fotográficas, pueden crear una barrera e incluso indisponer a indígenas y campesinos, haciendo más difícil la comunicación con ellos. Pero también he aprendido, que no importa de qué comunidad, género, religión o raza sean, los niños son niños en todos lados, y si la situación se aprende a manejar, es más fácil romper hielo con ellos que con cualquier otro adulto.

Decidí sentarme junto a los niños y hablarles; pedí permiso para sacar la cámara y justo en ese momento, me ganó un ataque de risa, de esos tontos, de no sé por qué, de parezco una loca, de contágiate de mi risa y ahora somos varios riéndonos de quién sabe qué. 

Palomino-Sevyaka-La-Guajira-Colombia-Patoneando-blog-de-viajes-3.jpg

Hay cosas que ni siquiera las palabras pueden explicar, eso es lo que amo de estas fotos.

Palomino-La-Guajira-Sevyaka-Colombia-Patoneando blog de viajes

Fotos tomadas por Germán Marin.

TUBING EN PALOMINO

Varias horas después de estar compartiendo con la comunidad, bajamos al río para hacer tubing, una de las actividades más destacadas en Palomino. Consiste en subirse en unos grandes neumáticos y dejarse llevar por la corriente río abajo. Algunos tramos fueron más torrentosos que otros, tanto así que pasé uno de esos sustos que en cuestión de segundos te hacen pensar lo peor. La corriente era fuerte, nos arrastró contra una piedra y caí del neumático. Intenté salir en dos ocasiones golpeándome la cabeza contra el neumático. Afortunadamente el guía en cuestión de segundos, logró sacarme. No pasaron más de quince minutos cuando todos nos reíamos de la situación.

Palomino, tubing palomino, La Guajira, Colombia - Patoneando blog de viajes (7)

Después del susto viene la calma… o la diversión

 Después del percance, el río se tornó más tranquilo y tuvimos tiempo para relajarnos e incluso disfrutar de una siesta al vaivén de la corriente. Finalmente llegamos a la desembocadura del río donde éste se encuentra con el mar Caribe. Un hermoso espectáculo de la naturaleza.

Palomino-La-Guajira-Colombia-Patoneando-blog-de-viajes-6.jpg

Disfrutamos de una larga caminata por la playa,  compartimos un momento agradable con un clima ideal. 

Pese a las dificultades de haber sido un epicentro de disputas entre grupos armados ilegales, hoy Palomino se recupera y crece a pasos agigantados. Su clima, su diversidad, encontrarse entre montaña, río y mar con una exuberante flora y fauna además de albergar diferentes etnias indígenas, hacen de Palomino no solo un destino ideal, sino también una experiencia imperdible para quienes visitan la Guajira, en el norte de Colombia.

Si quieres ver un poco más de este viaje, no te pierdas este video:

Este post forma parte del viaje organizado por History Travellers para promocionar La Guajira como destino turístico en el norte de Colombia. La empresa ofrece planes para todos los gustos y diferentes presupuestos. Si quieres saber más, haz click en este link o visita su página en Facebook. Las opiniones expresadas en este texto corren por cuenta mía 🙂
Para leer otra experiencia en La Guajira, no te pierdas este post: Flamencos rosados en Camarones, Guajira

¿Te gustó este post? Suscríbete al blog para recibir los próximos artículos y novedades en tu email, además de un Ebook sobre cómo organizar un viaje, totalmente gratis. Sigue mi viaje por el mundo en Instagram, Facebook y Twitter.

Lina Maestre
Lina Maestre
Soy Lina y vivo viajando desde el 2014. Soy la que escribe, toma fotos y edita este blog. Nací en Colombia y he viajado en solitario y en pareja por más de 37 países. Acá encontrarás relatos de viajes, consejos y guías de destinos e inspiración para tus viajes. Tengo un libro publicado y puedes ver mi día a día a través de Instagram.  

2 Comments

  1. Dario dice:

    Hola Lina soy dario de Córdoba Argentina con mi mujer viajamos 2 0 3 veces al año y nos gusta salirnos del circuito turístico y mesclarnos con la población local ya hemos ido 3 veces a Colombia siempre a San andres y providencia y ahora queremos ir a Santa Marta y más que nada al tayrona tenemos posibilidad de ir en junio u agosto o en marzo de 2018 pero falta tanto oRa marzo jaja . Y como el clima está muy cambiado y las páginas en Internet se contradicen te quería pedir ya que eres y estas en Colombia me dijeras cuando me conviene viajar según como se esté dando el clima este año no quisiera ir y coincidir con la temporada de lluvias x q no se si algún día pueda volver es junio o agosto o con paciencia tendré q esperar a marzo 2018 gracias te felicito por tu blog y por tu forma de vida gracias un abrazo desde argentina

    • Lina Maestre dice:

      Hola Darío! Bueno en realidad la época de lluvias en Colombia es entre marzo y abril, pero como tú lo has dicho, el clima está cambiando mucho a causa del calentamiento global. Yo no me limitaría tanto por las lluvias, especialmente si vas a la costa. Incluso en época “seca” llueve. He ido al Tayrona dos veces, la primera con un sol impresionante durante tres días,la segunda lluvia durante dos días, pero eso no impedía que las personas disfrutaran del parque. Obvio hay que tomar más precauciones, pero en verdad, con el clima nunca se sabe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *