Impresiones del Chocó desde un tuk-tuk | Patoneando
Desafiando al Océano Pacífico
8 noviembre, 2016
Consejos de seguridad para viajar sola
22 noviembre, 2016

Impresiones del Chocó desde un Tuk-Tuk

El viento sacudía la lancha. Bajarse del barco carguero en Bahía Solano fue una maniobra estilo Macondo. Esperar horas a que la marea subiera o saltar desde la cubierta a una lancha que se mecía de lado a lado. No había más opción.

La calidez del aire húmedo. Los niños agitando sus manos y saludándonos desde el muelle. La selva espesa. El mar.

¡Bahía Solano!

Finalmente. Después de 28 horas de navegación, llegué a la región que más anhelaba conocer de Colombia: el Chocó.
Al tocar tierra fuimos (junto con cuatro austriacas que había conocido en el barco) a buscar una moto que nos llevara a todas a la playa El Almejal. Yo debía llegar para hacer un voluntariado. Ellas para quedarse en un hostal en el mismo lugar.

Lo único que encontramos fue un Tuk-Tuk o cuatrimoto como le dicen acá. Un vehículo triciclo motorizado muy conocido en Asia.

Subimos nuestras mochilas. Tres de las cuatro austriacas iban atrás. La cuarta y yo, nos fuimos adelante junto al conductor.

Chocó desde un tuk-tuk - Bahia Solano - Patoneando blog de viajes -

Empezamos a rodar.

Son dieciocho kilómetros los que separan Bahía Solano del corregimiento El Valle. Dieciocho kilómetros de trocha o carretera no pavimentada. Están en proceso de construcción. Tal vez cuando regrese en cuatro o cinco años ya estarán por terminarla. Mientras tanto, nos conformamos con los tres kilómetros ya construidos desde hace un año.

Pasamos por el diminuto aeropuerto y por una base militar.

Acababa de llegar a una de las regiones más lluviosas y húmedas del mundo. Se notaba en el aire, en el suelo. Hay agua por todos lados. El camino está lleno de huecos los cuales ponen a prueba nuestros riñones y la suspensión del tuk-tuk.

Chocó desde un tuk-tuk - Bahia Solano - Patoneando blog de viajes

Ahora solo veo verde a mí alrededor.

Admiraba las copas de los árboles. Quería tocarlas.

Selva virgen. Selva hermética. Esta es la selva que impide que se comunique América del Sur con América Central. La misma que impidió continuar el trazado de la carretera Panamericana. La selva inmaculada hogar de tanta flora y fauna y especies endémicas únicas en el mundo. Incluyendo bichos y mosquitos causantes de enfermedades como el paludismo.

Chocó desde un tuk-tuk - Bahia Solano - Patoneando blog de viajes -

En todo el trayecto le formulo preguntas a William, el conductor. Seguro se aburrió de mí.

Me quedé mirando a dos mujeres que caminaban junto a la carretera.

-“Cholitas”, me dice.

-¿Emberá? Le respondo

-Sí

Son indígenas que habitan el litoral Pacífico y otras zonas de Colombia y también países como Panamá y Ecuador.
Las mujeres usaban falda corta, de colores vivos. Caminaban descalzas. Noté que una de ellas tenía el brazo pintado con figuras geométricas. Como una especie de tatuaje.

-“Jagua” Explica William haciendo referencia a la planta de la que se extrae ese tinte.

En este territorio conviven pacíficamente indígenas, afrocolombianos, mestizos y blancos.

Los paisas (oriundos del departamento de Antioquia) se amañan donde está la plata (el dinero), me explica William. Minutos después me daré cuenta que las tiendas y la mayoría de hoteles son de paisas. Hay un porcentaje pequeño, pero manejan el 80% del comercio en esta zona.

-Ellos hicieron lo que nosotros no.

Siempre ha sido así. Desde hace siglos el Chocó es tristemente célebre por sus minas de oro y platino, por los esclavos traídos de África que bajo el yugo de los blancos, sacaron oro que en gran parte estaba destinado como tributo a la corona española. Ahora no hay corona española, pero de una u otra forma siguen siendo oprimidos por grandes comerciantes e importantes empresas.

Veo pocas vacas pastando. No hay muchas a decir verdad. En esta parte del país se come poca carne. El pescado y el pollo llevan las de ganar.

La mayoría de alimentos los traen en avión desde Medellín o en barco desde Buenaventura, lo cual no solo encarece los productos sino que también se “evitan” alimentos como carne o carnes frías en la alimentación diaria.

-Es muy cara la carne. La leche también.

-¿No consumen leche?

-Sí. Leche en polvo. Es más barata porque se puede traer en barco

Veo una casa con un aviso hecho de madera que dice: “Sí hay pollo”.

En esta zona la mayoría viven de la pesca y unos cuantos crían gallinas y cerdos para luego venderlos.

Días después, esta conversación me haría entender por qué una gaseosa, un enlatado o una botella de agua, cuesta el doble que en la capital, siendo El Valle un municipio donde son pocos los que ganan algo más que el salario mínimo.

Los turistas son los que aportan la mayor parte de la economía del lugar. El turismo significa mucho para algunas familias.

Los conductores de tuk-tuk, los vendedores de coco o pipa (así le dicen al coco verde), los lancheros, los guías turísticos, los artesanos e incluso algunos indígenas. También los pescadores que llevan cada mañana lo recién atrapado a los hoteles de la zona, para luego ser comido por comensales (valga la redundancia) que muchas veces, en su mayoría, ignoran lo que sucede en el pueblo porque pocas veces se atreven a salir de la playa turística en frente del hotel, o de las excursiones organizadas por los hoteleros.

Chocó desde un tuk-tuk - Bahia Solano - Patoneando blog de viajes

La competencia es dura para obtener el sustento, pero me impresiona ver tanta alegría, amabilidad y sobre todo libertad.

Cuando vamos por la calle principal de El Valle (que tampoco está pavimentada), noto varios letreros azules que marcan con una flecha “Ruta de evacuación en caso de Tsunami”.

-¿Está el pueblo preparado para un Tsunami?

-Nahh… A veces hacen simulacros pero ya uno no le para bola a eso

-¿Hay alarmas?

-Claarooo… ¡Las campanas de la iglesia!

-mmmm

Chocó desde un tuk-tuk - Bahia Solano - Patoneando blog de viajes

Muchas personas caminan sin zapatos. Me hacen pensar que es más por gusto que por pobreza.

Salimos de El Valle para dirigirnos a la playa El Almejal. Yo sigo acribillando a William con preguntas.

Nos alejamos teniendo siempre el Océano Pacífico a nuestra izquierda.

El oleaje es bravo, alto. Le tengo respeto a ese mar.

¿Por qué le pusieron Pacífico al mar menos pacífico de todos? Pienso.

La playa está sola con muchos hoteles a nuestra derecha. El camino está lleno de palos, bolsas plásticas, latas de cerveza. Basura que el mar devuelve porque no le pertenece. Como siempre los humanos haciendo estragos y dañando lo que es prestado.

Nos acercamos a nuestro destino.

William detiene su tuk-tuk.

-Son 15.000 pesos (COP)

Esta zona tiene el galón de gasolina más caro de Colombia. Eso explica por qué un trayecto de 18 kilómetros, hechos en 40 minutos por una carretera ahuecada, es tan costoso.

Me bajo y mientras camino siento que mi cuerpo se mueve de lado a lado. Aún siento el vaivén de las olas. Se llama “mar de tierra”, me dirían horas después. Sucede cuando pasas mucho tiempo en un barco y luego tocas tierra.

No importa. Estos pies ya están pisando una zona de Colombia que anhelaba conocer. Esto apenas comienza.

Lina Maestre
Lina Maestre
Soy Lina y vivo viajando desde el 2014. Soy la que escribe, toma fotos y edita este blog. Nací en Colombia y he viajado en solitario y en pareja por más de 37 países. Acá encontrarás relatos de viajes, consejos y guías de destinos e inspiración para tus viajes. Tengo un libro publicado y puedes ver mi día a día a través de Instagram.  

8 Comments

  1. Nereyda Lacera dice:

    Qué experiencia tan interesante. Disfruta Lina

  2. Days 4 your travel es una iniciativa de blog colaborativo, donde los viajeros o no tan viajeros tienen la posibilidad de contar su aventura de un día en cualquier destino, con la intención de inspirar a otros a viajar ya que solo necesitan un día para empezar a vivir una gran aventura.

    Tu blog nos parece muy interesante y nos gustaría poder compartir este artículo como un día de aventura, agradeceríamos tu aprobación para poder hacerlo.

    De antemano muchas gracias y esperamos que tengas un muy buen #Day4You

    • Lina Maestre dice:

      Buenas tardes. De antemano gracias por interesarse en mis artículos y en mi experiencia viajera. Sin embargo, no acepto este tipo de propuesta ya que no me gusta tener contenido duplicado en la web para evitar penalizaciones de Google entre otras cosas. Nuevamente gracias por avisarme. Tal vez podamos trabajar en otro tipo de propuesta. Saludos!

  3. Juan luis quesada berbel dice:

    hola somos una famila que estamos pensado ir a Colombia 5 semanas, el año pasado estuvimos en Indonesia 5 semanas somos mochileros mis hijos tienen el grande 14 y el pequeño 12 tambien decir que yo i mi mujer hemos estado en costa rica,brasil,mexico y nicaragua pero Colombia le tenemos un poco de respeto por los crios.Nos gustaría saber un poco los vuelos internos si hay que cojerlos con tiempo y por ejemplo cuanto mas o menos nos gastaríamos de media viajando por Bogota, valle cocora cafetero,medellin,bahia solano,cartajena y la guajira.Nos gustaría el trekin,selva,fauna y recomendar playas.

    • Lina Maestre dice:

      Hola JuanLuis, gracias por visitar el blog! Colombia es un hermoso destino para viajar, incluso con niños. En Colombia existe dos compañías de vuelos low cost y otras con tiquetes más costosos. Como son varios, yo les recomiendo comprarlos con anticipación para que les salga más económicos. En cuanto a presupuesto s eme hace difícil decirte un valor exacto de todo tu viaje, especialmente porque son cuatro y yo recorrí el país sola. Sin embargo, te recomiendo que mires este artículo donde detallo el valor de algunos toures, alojamiento, comida y transporte. Así te puedes dar una idea de cuánto cuesta y hacer tu presupuesto en base a sus gustos, prioridades y cantidad de personas. (https://www.patoneando.com/consejos-para-viajar-a-colombia/) Saludos y buen viaje!

  4. Siscu dice:

    Hola Lina

    antes de nada felicitarte por tu excelente blog , es de gran ayuda…gracias!
    Una pregunta respecto al departamento del chocó , leo en guias y articulos que es un departamento donde no se aconseja viajar por temas de seguridad , supongo que se refieren a zonas concretas del departamento , estoy en lo cierto?en definitiva es seguro viajar por el Chocó?
    Mil gracias!

    • Lina Maestre dice:

      Hola Siscu, muchas gracias por visitar el blog! Hay muchas zonas del Chocó que aún son susceptibles por la inseguridad, mientras que otras zonas son muy visitadas por turistas tanto nacionales como extranjeros. Dichas zonas son Bahía Solano, Nuquí, El Valle y Capurganá. Yo he estado en todas y mi experiencia fue hermosa, conocí a otros viajeros quienes vivieron buenos momentos a pesar de los comentarios negativos. ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!