Sucre la linda y coqueta | Patoneando - Blog de viajes
Lo caótico de La Paz
31 enero, 2018
Potosí: testigo de mi historia de amor viajera
10 marzo, 2018

¡Sucre la linda y coqueta!

Cuando pienso en la mejor manera de empezar a describir la ciudad de Sucre, todos mis recuerdos se ven reflejados en una sola frase: Sucre la linda. Linda con sus techos coloniales uniformes que cubren la ciudad. Linda con sus campanarios, balcones y callecitas. Linda con sus casas blancas y su estilo colonial que aún persiste y lucha contra el tiempo. En Sucre el tiempo se detuvo y éso le da una estética única a la ciudad. ¡Sucre la linda! Así la llamé desde el primer momento en que la pisamos.

Llegué con Kevin desde La Paz y el cambio se hizo notar. El tráfico era diferente, menos personas sonaban la bocina de sus autos, menos gente, menos bulla. Caminamos por sus calles que asemejaban una perfecta maqueta de arquitectura, y que se funden en subidas y bajadas que nos hacían esforzar mucho más. Llegamos al hostal cansados, pero con muchas ganas de empezar a recorrer la ciudad. Así que hicimos el check-in, dejamos nuestras mochilas y emprendimos la visita a la ciudad.

Sucre la linda - Bolivia - Patoneando Blog de viajes.jpg

El clima es perfecto. Ni muy frío, ni muy caliente.

Cuando caminábamos por la plaza, vimos una especie de desfile local, con bandas de la región, decenas de puestos de comida callejera, algunos tomando cerveza en la vereda, otros conversando y familias paseando con sus hijos. Nosotros aprovechamos para camuflarnos en la multitud y ver esa Bolivia cultural, folklórica y tradicional que tanto la caracteriza.

La noche fue cayendo pero a nosotros no pareció importarnos. Decidimos celebrar con los locales. Era 25 de mayo y celebraban el primer grito libertario de América. Habían banderines por todos lados, música y bandas. Sucre estaba celebrando la emancipación de autoridades extranjeras que abusaban sin piedad de los indígenas. El evento ocurrido el 25 de mayo de 1809 en esta ciudad se reconoce como el primer antecedente independentista.

Nosotros nos perdimos el desfile ya que llegamos a la ciudad cuando estaba finalizando. Sin embargo en la noche, Sucre la linda aún estaba engalanada y bien despierta. Kevin había escuchado que aquí vendían el mejor chorizo del país y como amante de este alimento, empezamos a buscarlo por todos lados. Pasábamos por puestos de vendedores de todo tipo de comida: hamburguesas, papas rellenas, salchipapas, panchos, sinpanchos, anticuchos, choclos; nada costaba más de 5bls. Todo se veía delicioso, especialmente porque amamos la comida callejera, pero no encontrábamos el bendito chorizo. La búsqueda se extendió hasta varias calles donde ya no se veían turistas sino locales comprando en distintos comercios y en más puestos de comida. Entramos a un mercado y lo único que encontramos fue un hombre que nos quería engañar ¡Como si en Colombia no existieran las salchichas!

Convencidos de que no encontraríamos nada y de que su fuente estaba equivocada porque en Sucre se encontraba de todo menos chorizo, nos devolvimos. Tomamos un camino diferente y notamos que todos empezaban a recoger la mercancía y levantar los puestos de comida. La fiesta se había acabado. Sucre la linda se preparaba para dormir. Nosotros terminamos comiendo chorizo en un restaurante que no estaba para nada bueno y luego entramos a un bar-hostal-discoteca (todo en uno) llamado Kulture Berlin. Nuestro primer día en Sucre llegaba a su fin al compás de la música y en una mesa compartida con un francés, dos españoles y una alemana.

Los días siguientes nos dedicamos a recorrer la ciudad, a probar platos típicos, a tomar fotos y a deleitarnos con cada detalle, cada portón, esquina, balcón, auto, calle, campanario y casas con paredes descascaradas y tejados rojizos. No me cansaré de decir que todos los recuerdos que tengo de esta ciudad se resumen en una frase: ¡Sucre la linda!

Sucre la linda - Bolivia - Patoneando Blog de viajes.jpg

Tejados rojizos y paredes descascaradas

Sucre la linda - Bolivia - Patoneando Blog de viajes.jpg


¿Te gustó este post? Suscríbete al blog para recibir los próximos artículos y novedades en tu email, además de un Ebook sobre cómo organizar un viaje, totalmente gratis. Sigue mi viaje por el mundo en InstagramFacebook y Twitter


 

Lina Maestre
Lina Maestre
Soy Lina y vivo viajando desde el 2014. Soy la que escribe, toma fotos y edita este blog. Nací en Colombia y he viajado en solitario y en pareja por más de 37 países. Acá encontrarás relatos de viajes, consejos y guías de destinos e inspiración para tus viajes. Tengo un libro publicado y puedes ver mi día a día a través de Instagram.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *