20 cosas que hacer en Jaipur, India
12 junio, 2019
26 cosas que hacer en Sevilla
30 julio, 2019

Lo que debes saber antes de comprar un seguro de viajes

Sé que elegir un seguro de viajes es una tarea difícil cuando se va a comprar por primera vez. La cantidad de información que se encuentra en Internet puede ser abrumadora y es por esto que espero resolverte todas las dudas en cuanto al tema. 

Empecemos. 

¿Qué es un seguro de viajes?

Un seguro es un contrato por el que una compañía aseguradora indemniza o cubre los gastos derivados de un daño producido a una persona, de acuerdo a las coberturas convenidas y mediante un cobro anticipado. Normalmente, tienen un periodo de validez de entre un día y un año y lo normal es adquirirlo por el tiempo que vaya a durar tu viaje, aunque puedes contratarlo por menos tiempo y prorrogarlo a medida que lo necesites.

Las pólizas cubren distintos tipos de emergencias: unas no son modificables y otras parten de un seguro básico que se puede complementar con coberturas específicas. Ten en cuenta que cuanto más tiempo, más zonas y más eventualidades cubra el seguro y mayores sean las indemnizaciones, mayor será la prima a pagar.

Puedes comprar el que se ajuste a tus necesidades o al país que vas a visitar. El mío cubre enfermedades, accidentes, muerte (expatriación), robos y pérdida de equipaje y documentos. Hay países donde es obligatorio viajar con seguro de viajes, y otros donde no lo es pero las medicinas y tratamientos son carísimos, como en Estados Unidos.

Tipos de seguros de viajes

⧬ Seguro de accidentes y asistencia sanitaria: cubre los gastos médicos derivados de sufrir un accidente o una enfermedad. Suele cubrir los gastos de medicamentos, atención sanitaria, pruebas médicas, hospitalización y de repatriación en caso de enfermedad grave o muerte. También suele ofrecer indemnizaciones en caso de invalidez, amputación, etc.

⧬ Seguro completo: es más completo porque además de dar cobertura en caso de accidente y necesidad de asistencia sanitaria, incluye los gastos por pérdida, retraso o daño al equipaje, pérdida o retraso de vuelos, robo de documentos, cancelación o regreso anticipado del viaje, secuestro, etc.

⧬ Seguros específicos: cubren los gastos derivados de accidentes ocurridos durante la práctica de alguna actividad como buceo, escalada, paracaidismo, etc.

⧬ Seguro de la tarjeta de crédito: las tarjetas de crédito ofrecen un seguro de accidentes en desplazamientos, siempre y cuando el billete de avión (o bus) o alquiler del auto se hubiera comprado con la tarjeta. Sin embargo, normalmente solo indemnizan al titular y usuarios en caso de fallecimiento, invalidez permanente o secuestro, lo cual tiene una utilidad relativa.

Algunos seguros que ofrecen las tarjetas de crédito son expresamente para viajeros. Averigua con tu banco local para ver qué opciones te pueden ofrecer.

¿CUÁL SEGURO DE VIAJES DEBO COMPRAR?

Se puede comprar directamente en una compañía aseguradora o por Internet. Revisa bien y compara con otras ofertas. No te olvides de leer la letra pequeña, donde aparecen las restricciones de las coberturas. Lo puedes comprar con tanta antelación como quieras y puedes definir la fecha de su entrada en vigor.

Antes de compra un seguro de viajes debes fijarte en:

⧬ Condiciones del asegurado: hay compañías que limitan la contratación a cierto rango de edad (mayores de 70) o si se está embarazada. Otras no cubren ciertos gastos médicos si se tienen enfermedades previas o, si lo hacen, los precios son más altos.

⧬ Las emergencias cubiertas: Los seguros no lo cubren todo. Por ejemplo, puede que no lo hagan en caso de accidente de moto si vas sin casco o si no tienes una licencia internacional o si el auto donde te han robado la mochila rompiendo el cristal no estaba en un aparcamiento vigilado.

Antes de comprarlo revisa que se cubran los gastos más importantes: hospitalización, rescate, repatriación y la responsabilidad civil (por si eras tú quien provoca daños a otra persona). Valora la importancia que tiene para ti el resto de eventualidades que se cubren, como la cancelación del viaje, daños a tus pertenencias, retrasos de vuelos…ya que lo encarecen y puede ser difícil conseguir la indemnización. Por ejemplo, en caso de daños piden la factura original del objeto roto (que quizá ya no conservas). 

Lo que debes saber antes de comprar un seguro de viajes - Patoneando blog de viajes

Aunque parezca exagerado, un botiquín con los medicamentos “esenciales” me ha sido de gran ayuda. Siempre consulto con mi médico antes de partir.

EMPRESAS DE SEGURO DE VIAJES (EN LAS QUE CONFÍO):

Latin Assistance: 

La tuve durante varios años y tuve que utilizar sus servicios en Turquía y en Uruguay. Es de las empresas más económicas en el mercado y con un muy buen servicio. Si viajas con un presupuesto mochilero, puede ser una buena opción. 

Latin Assistance es la aseguradora de la empresa “Asegura tu viaje“, y por eso ofrecen precios económicos. En esta página (aseguratuviaje.com) puedes cotizar según tu destino, edad, duración del viaje, país de origen, lugares que vas a visitar, y te aparecerán todas las opciones de 21 empresas aseguradoras. No dejes de mirar las promociones de seguros anuales que brindan opciones muy económicas. 

Cardinal Assistance: 

Lo compré una vez para viajar a Europa aunque nunca tuve que utilizarlo. Ofrece buena cobertura por un precio no tan alto. Sin embargo, recomiendo leer la letra chiquita para ver todo lo que tienes incluido (y lo que no) y compara con otras empresas. 

En aseguratuviaje.com puedes cotizar y comparar los planes de diferentes empresas para que puedas elegir el que más te convenga según tu presupuesto y necesidades. 

SafetyWing: 

Esta es una nueva modalidad de seguro de viaje que está pensado para nómadas digitales y viajeros de larga duración. Te suscribes y pagas mes a mes, lo cual es una gran ventaja al no tener que pagar todo el monto de una. El precio es de 37 USD cada cuatro semanas con cobertura mundial (excepto Corea del Norte, Irán y Cuba), puede ser renovada indefinidamente y cancelada en cualquier momento. También existe la posibilidad de contratarlo para una fecha específica como el resto de los seguros y cuesta desde 6.60 usd por 5 días.

Lo puedes contratar estando de viaje y lo que más me gusta es que te cubre si vas de visita a tu país de origen y te pasa algo. La desventaja es que tiene un deducible de 250 USD, (lo que quiere decir que en caso de que la necesites, los primeros 250 USD corren por tu cuenta) luego ellos se harán cargo de pagar el resto de la factura hasta un máximo de 250.000 USD (siempre y cuando aplique las condiciones de cobertura). Aunque éste no aplica para todo, así que es mejor ver en detalle dependiendo del plan que elijas. Dentro de unos meses saldrá otra opción en la que no habrá deducible. 

Puedes leer más y contratar tu seguro con SafetyWing haciendo click en este link. 

Assist Med: 

Los límites de cobertura son bastantes altos y ofrecen buenos precios. Siempre lee la letra chiquita para saber lo que incluye y lo que no. 

OTRAS RECOMENDACIONES ANTES DE COMPRAR UN SEGURO DE VIAJES

Idioma: si vas a contratar un seguro con una compañía de otro país comprueba si los servicios de atención telefónica disponen de hispanohablantes u otros idiomas en los que te puedas comunicar con soltura. Confirma que este servicio funciona las 24 horas.

Forma de pago: averigua si los gastos en los que incurras los desembolsas tú y te los reembolsan o si los paga la compañía directamente. Por lo general, tú adelantarás el pago de los gastos pequeños (medicinas, una visita al médico) y la aseguradora se hará cargo de los de mayor cuantía.

El tipo de plan: existen algunos que se llaman “Plan deducible”, lo que significa que si llegas a tener una eventualidad debes pagar un precio extra del que ya pagaste por el seguro. 

Restricciones a la cobertura: casi ningún seguro tendrá validez en países o zonas en guerra, conflicto armado o, simplemente, donde el ministerio de asuntos exteriores del país donde se ha emitido recomiende no ir. Esto último es importante, porque cada país tiene unas recomendaciones distintas y deberás tener claro las que sigue tu seguro.

¿Cubre actividades extremas? Si planeas realizar alguna actividad deportiva, como buceo o esquí, fíjate si está cubierta.

Precio: varía mucho. Cuanto mayor sea el ámbito geográfico, la duración de la póliza y las contingencias cubiertas, mayor será su precio. Algunas compañías te permitirán eliminar ciertas coberturas que consideres innecesarias y con ello bajar el costo. Es importante que tengas en cuenta que el verdadero ahorro y la utilidad real de un seguro no está en los pequeños gastos, sino en las emergencias graves, como un accidente, un rescate, una hospitalización o la repatriación, que pueden llegar a costar miles de dólares.

Muchas veces la comida callejera nos juega una mala pasada.

Lo que debes saber antes de comprar un seguro de viajes - Patoneando blog de viajes

Lavar las frutas es importante. Pero si puedes comprar aquellas que se pueden pelar, mucho mejor.

¿QUÉ HAGO SI ME ENFERMO O TENGO UN ACCIDENTE?

Si no te encuentras bien y tienes síntomas poco habituales (fiebre muy alta, diarrea continua o con sangre, vómitos repetidos, dolores, infecciones…) y puedes llamar a tu seguro de viajes para que te atiendan, hazlo. Ellos te indicarán cuáles son los hospitales más recomendables o, si te encuentras realmente mal, pueden incluso organizar el traslado en una ambulancia. Tu embajada (o la de un país cercano) también te puede aconsejar sobre las clínicas más recomendables.

Si es imposible contactar con tu aseguradora, acude directamente al centro médico (en el hotel o la farmacia te sabrán decir cuáles son los mejores). Una vez en el hospital, es posible que encarguen análisis de sangre, orina u otras pruebas. Una vez tengan el diagnóstico, te administrarán la medicación que requieras. Si consideran que necesitas hospitalización, es el momento de contactar a tu compañía de seguros.

Por último, si sufres un accidente lo primero es conseguir atención médica, acudir o que te lleven al hospital. Luego, y solo cuando la situación esté estabilizada, habla con tu seguro para informarles y que se pongan en contacto con el equipo médico para evaluar la situación (médica y económica). Si es grave, es posible que se plantee tu repatriación para recibir atención sanitaria en tu país.

¿VALE LA PENA COMPRAR UN SEGURO DE VIAJES?

Cada vez que alguien me pregunta si conviene o no viajar con seguro médico o asistencia al viajero pienso en todos los “dolores de cabeza” que me ahorré durante mis viajes.

Enfermarse o sufrir un accidente estando lejos de casa puede ser terrorífico. Una vez, en Turquía, empecé a sentir un dolor terrible en la boca. Al pasar los días, se incrementaba y no podía masticar cosas duras. El dolor se hizo tan insoportable que llamé a mi seguro de viajes para explicarles lo que me sucedía. La chica al otro lado del teléfono me escuchó atentamente, me pidió algunos datos y la dirección donde me encontraba. Después de una pausa, me dio los datos del hospital más cercano.

Para mi sorpresa, no solo me estaban esperando sino que había un traductor que me acompañaría en todo el proceso. Salí con varios medicamentos para el dolor y la desinflamación de una de mis cordales. 

Estando en Uruguay me dio una mastitis y ¿adivinen qué? No tenía seguro de viajes y la visita al hospital más los medicamentos corrieron por cuenta propia. Si hubiera tenido un seguro de viajes me hubiera ahorrado mucho dinero. 

También hay que recordar que en muchos países viajar con seguro de viajes es obligatorio. Para entrar al espacio Schengen por ejemplo, se debe tener un seguro de viajes que te cubra 35.000 Euros en gastos médicos. 

Un seguro de viajes no sólo te brinda ayuda médica sino también asistencia en otros casos: pérdidas de equipaje, de documentos, robos, traslado de familiar en caso de hospitalización, asistencia legal, etcétera. 

Así que sí. Recomiendo viajar con un seguro de viajes siempre. Es preferible comprar uno y no tener que utilizarlo a no tenerlo y gastarte cientos (o miles) de dólares en caso de sufrir un accidente, ser víctima de un robo o tener alguna enfermedad. 

¿Tienes preguntas que no haya mencionado? ¿Algún comentario o alguna experiencia que desees compartir? Déjalo abajo en los comentarios para ayudar a más viajeros 🙂


El artículo que acabas de leer tiene “enlaces de afiliados”. Para ti no genera ningún cargo extra (vas a pagar el mismo precio en la página directamente) pero si compras o reservas mediante estos enlaces me ayudas a seguir con el blog. Tranquilo, todo lo que recomiendo es siempre basado en mi experiencia. ¡Gracias por tu apoyo!

Lina Maestre
Lina Maestre
Soy Lina y vivo viajando desde el 2014. Soy la que escribe, toma fotos y edita este blog. Nací en Colombia y he viajado en solitario y en pareja por más de 37 países. Acá encontrarás relatos de viajes, consejos y guías de destinos e inspiración para tus viajes. Tengo un libro publicado y puedes ver mi día a día a través de Instagram.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *