La Mitad del Mundo y mi obsesión por las líneas | Patoneando
Mercado de Otavalo
16 mayo, 2017
Latacunga: de la Mama Negra a la laguna de la Quilotoa
2 julio, 2017

La Mitad del Mundo y mi obsesión por las líneas

Tengo una obsesión inexplicable con las líneas y carteles que marcan meridianos y paralelos. De seguro no soy la única a la que le encanta sacarse fotos con objetos que marcan un hito, un antes y un después o una meta. A finales del 2015 me encontraba en las gélidas tierras del Círculo Polar Ártico y sacarme una foto con esa línea, era sinónimo de que lo había logrado. Pasé semanas intentando llegar a ese punto recorriendo ni sé cuántos kilómetros a dedo, en temperaturas bajo cero para cazar las auroras boreales. Cuando tuve esa línea en frente mío, no dudé en tomarme fotos y sentirme agradecida por haberlo logrado.

Lina Maestre Circulo polar artico patoneando blog de viajes

A finales del 2015 crucé la línea del Circulo Polar Ártico…

Hoy, en abril del 2017, el turno es para la Mitad del Mundo. Esa línea que divide los dos hemisferios y que marca un hito en este viaje. Y es que para mí, llegar a cualquiera de esas líneas, es sinónimo de lo logré, de ya no me queda grande nada, de voy a seguir recorriendo este mundo porque quiero y puedo.

Mitad del mundo - Quito Ecuador-Patoneando-blog de viajes-1.jpg

En el 2017 el turno fue para la Mitad del Mundo

Mi anfitrión de Couchsurfing, David me dice que iremos al Parque Mitad del Mundo con dos amigas alemanas a quienes conoció a través de la misma página. El punto de encuentro fue en una estación del Trole, el sistema de transporte público de Quito. Allí se presentaron las dos chicas altas, rubias, de ojos claros, con un aspecto europeo imposible de pasar por alto y un español con acento extranjero que las delata aún más. Hicimos las preguntas típicas cuando conoces a alguien, mientras cambiamos de estación y tomamos tres buses más para llegar al Parque Mitad el Mundo, ubicado en las afueras de Quito.

Una hora y media después del recorrido, nos bajamos a pocos metros de la entrada principal del parque. En la taquilla decidimos rápidamente qué tipo de entrada vamos a comprar y todos nos decidimos por la de 3.50 dólares. Pasamos el torniquete y desde lejos veo el monumento piramidal. Debemos caminar mucho más para acercarnos y yo siento ansias por ver esas famosas líneas amarillas en el suelo. El camino se hace más largo a medida que caminamos, hacemos varias pausas de voy al baño, tomémonos una foto aquí, esta salió borrosa espera y repetimos, yo quiero una saltando, yo no porque me da flojera, qué calor está haciendo espera y me quito la chaqueta, tengo hambre pero acá dentro todo es más caro, ahí la veo, por fin llegamos.

El monumento piramidal reposa imponente en el medio y cada uno de sus lados apunta a una dirección cardinal. Arriba en lo alto, sostiene un globo terráqueo que supongo, debe pesar toneladas. Dentro del monumento se encuentra un museo que exhibe elementos de la cultura indígena de Ecuador y sus actividades. Entre las atracciones que están dentro del parque, se encuentra un planetario, una Plaza Central, restaurantes y hasta una chocolatería. Para ser honesta, prefiero ir directamente a buscar esa línea tan anhelada, tan soñada, tan ya estoy aquí en la mitad del mundo, tan ahora puedo continuar más hacia al sur. Mi deseo es compartido con los deseos de David, Jossy y Karina. Juntos hacemos un buen equipo viajero, soñador y hasta fotográfico. Ya perdí la cuenta del número de fotografías que nos hemos hecho, y es que no es tan fácil cuando cada uno quiere su turno y se debe esperar a que la niña, la familia, el señor, los esposos, los novios tortolitos y hasta el perro, se tomen su foto y se aparten para obtener el encuadre perfecto y no dañar el panorama. 

MUSEO INTI ÑAN O VERDADERA MITAD DEL MUNDO

Después de varias horas caminando, tomando fotos, riendo y hablando, decidimos irnos al museo Inti ñan. Se trata de un museo donde te hacen un recorrido interactivo para conocer los efectos que produce el sol en el movimiento de la Tierra y conoces la historia de nuestros antepasados.

Después de pagar la entrada iniciamos el recorrido guiado. Pasamos por chozas y tumbas centenarias, descubrimos y entendemos los fenómenos físicos de la tierra con ejemplos didácticos (cómo hubiera querido tener esto en el colegio) y sobretodo, vimos la verdadera línea que marca la Mitad del mundo. Resulta que con la aparición de la tecnología GPS, descubrieron que la mitad del mundo se encuentra a 240 metros de distancia del monumento que todos conocemos.

Así que por las dudas, nos tomamos también fotos con esta línea roja.

Mitad del mundo - Quito Ecuador-Patoneando-blog de viajes-1.jpg

Esta es la verdadera mitad del mundo, medida con GPS

Mitad del mundo - Quito Ecuador-Patoneando-blog de viajes-1.jpg

En la mitad del mundo puedes balancear un huevo, ya que (según me aseguraron) por el choque de fuerzas contrarias y la falta de gravedad es posible parar un huevo sobre la punta de un clavo.

Mitad del mundo - Quito Ecuador-Patoneando-blog de viajes-1.jpg

Y no es tan sencillo como parece… toma su tiempo

Mitad del mundo - Quito Ecuador-Patoneando-blog de viajes-1.jpg

DATOS PARA VISITAR LA MITAD DEL MUNDO

Para llegar puedes contratar tours desde Quito o ir por tu propia cuenta. Tomas el sistema de transporte hasta la estación La Ofelia (es la estación final) y luego tomas un bus integrado que va a la Mitad del Mundo y te deja justo al frente de la entrada (el precio es de unos centavos de dólar).

Puedes pagar dos tipos de ingreso. Uno de 7 dólares que incluye la entrada a todos los museos y otro de 3 dólares que incluye sólo la entrada al parque.

La verdadera línea se encuentra a 240 metros de distancia, en el Museo Inti Ñan. La entrada cuesta 4 dólares. Verdaderamente lo recomiendo.

Los horarios de visita son de lunes a jueves de 9 a 18hrs y de viernes a domingo de 9 a 19 hrs.

Dentro del parque no hay alojamientos, por lo que necesitarás buscar uno en la ciudad de Quito (si buscas opciones económicas puedes leer este post)

Puedes entrar a la tienda de souvenirs que hay dentro del monumento para que te sellen el pasaporte. Hacen lo mismo en el Museo de Inti Ñan.

Puedes encontrar más información en la página oficial del parque Ciudad Mitad del Mundo (aquí)

Lina Maestre
Lina Maestre
Soy Lina y vivo viajando desde el 2014. Soy la que escribe, toma fotos y edita este blog. Nací en Colombia y he viajado en solitario y en pareja por más de 37 países. Acá encontrarás relatos de viajes, consejos y guías de destinos e inspiración para tus viajes. Tengo un libro publicado y puedes ver mi día a día a través de Instagram.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *