Descubriendo la Riviera Francesa
7 octubre, 2015
Capadocia tierra de hadas
23 octubre, 2015
Mostrar todo

Estambul: Ciudad mágica

Antes de llegar a Turquía ya tenía estas líneas escritas en la cabeza; tal vez por el sueño y la ilusión de llegar a un país que me llamaba tanto la atención, me atraían sus tradiciones y su cultura era todo un misterio para mí. Sin embargo, no tenía planeado ir a visitarla este año, pero por temas de documentación y aburrida de papeleos y visas en cada lugar a donde quería llegar, decidí de un día para otro ir a Turquía por el simple hecho que como colombiana no necesitaba visa -¡Aleluya!-

Puede ser un poco difícil describir Estambul pero haciendo un esfuerzo por ser justos con ella, mis primeras impresiones fueron de una ciudad de contrastes, caótica y ordenada a la vez, multicultural, con una belleza rara y diferente,  sin duda alguna Estambul es una ciudad mágica.

LA CULTURA

Por ser un país musulmán iba con muchos prejuicios en mi cabeza, pensaba en llevar la vestimenta adecuada, si esto sí, si aquello no, si podía comportarme de X o Y manera, incluso me puse el anillo de grado que me regaló mi mamá, para decir que era casada o comprometida en caso de una o varias propuestas, ya que viajaba sola -uno nunca se imagina-.  Sin embargo, me asombré de lo abiertos y liberales que son, su comportamiento no se diferencia del de otro europeo o incluso latino (más adelante explicaré por qué), la vestimenta es variada, vi mujeres en jeans, faldas, vestidos cortos, tacones, botas, así como también las hay con el velo y vestimenta propia que les exige la religión. El respeto y la aceptación es admirable, no son tan rígidos ni convencionales como nos hacen creer los medios, así que al pasar los días, el anillo de grado, volvió a su cajita de siempre (¡lo siento má!).

Esta es la imagen que vemos de todos los países islámicos. En Turquía las mujeres no están obligadas a vestirse así. La de la foto es una turista de Arabia Saudita

Esta es la imagen que vemos de todos los países islámicos. En Turquía las mujeres no están obligadas a vestirse así. La de la foto es una turista de Arabia Saudita

La realidad de Turquía

La realidad de Turquía

¿Y LA RELIGIÓN QUÉ?

Es un país musulmán, sí, pero para entender por qué su comportamiento es más liberal que el de otros países musulmanes como Irán o Arabia Saudita por ejemplo, hay que hablar un poco de historia y de política. Lo haré breve y lo más ameno posible para que no te me aburras.

Estambul en el siglo IV d.c se llamaba Constantinopla, ¿Te suena? Imposible que no hayas escuchado ese nombre antes ¿No? Era la capital del Imperio Bizantino, el Imperio Romano de Occidente. Fue cristiana durante más de mil años y en 1453 cayó en manos del Imperio Otomano, convirtiéndola desde entonces en una ciudad islámica.
En 1923 el líder Mustafa Kemal Atatürk  fundó la moderna República de Turquía tomando el modelo revolucionario francés y utilizando el derecho secular, es decir que la religión perdió su ámbito político y social que en el caso de países como Irán, Arabia Saudita o Pakistán es ésta la que impone las leyes. Para crear una Turquía moderna, Atatürk prohibió los gremios islámicos y sustituyó la Sharia (los mandamientos de Alá relativos a la conducta humana) por un código civil basado en la legislación Suiza.  Anuló la obligación del velo y le dio a la mujer el mismo derecho que el de los hombres.

Durante muchos años, en Turquía los musulmanes gozaban de una libertad que sus vecinos países no tienen. Tan solo a principios del 2000, su nuevo presidente fue imponiendo poco a poco nuevamente las reglas musulmanas y por eso en el presente se pueden ver mujeres con velo o sin el. Actualmente lleva 13 años al poder y una gran parte de la población turca teme a una dictadura donde se imponga de nuevo el velo y las mujeres pierdan sus derechos -una situación que ya está sucediendo poco a poco-. En fin, este tema de la religión y política da para un artículo entero y hasta más, pero por ahora no me voy tan lejos, ya se sabe que ningún país es perfecto y todos tienen problemas con sus gobernantes. Acá lo expliqué así para que entendieras el por qué Turquía a pesar de ser un país musulmán, goza de una libertad increíble.

Listo, se cierra el capítulo de la clase de historia, sigamos.

LOS TURCOS SE PARECEN A LOS LATINOS

No quiero generalizar con todo un país de más de 70 millones de personas, sobretodo porque al escribir estas palabras solo había estado en Estambul, pero me sentí muy identificada con los turcos. Es increíble como un país con una religión tan diferente -aunque ya expliqué anteriormente que son más abiertos- puede ser tan parecido a nuestra cultura. Alegres, bulliciosos, habladores, sonrientes, espontáneos, aunque claro, es cierto que soy de zona caribeña y me relaciono más con ellos que otras partes de Latinoamérica por ejemplo. No obstante, no hay que olvidar que las impresiones muchas veces cambian dependiendo de donde se venga; yo llevo dos años en Europa y al llegar a Estambul sentí que había regresado a Bogotá. Caos, desorden, ruido, me encantan esas ciudades vivas y diferentes. Al llegar al aeropuerto tomé un bus local para ir a la zona de central de la ciudad y en el camino observaba y absorbía todo.

-Un auto con cuatro personas en la parte delantera
-Vendedores en las calles que se escabullen entre los autos para vender agua, flores y cualquier otra cosa
-Niños pidiendo dinero (aunque días después me dicen que son niños provenientes de Siria)
-Un bus que para cruzar a la derecha se olvida que existe el intermitente y le cierra la vía a otro
-Un peatón que cruza la calle con miedo de ser atropellado (después de estar tanto tiempo en Europa se me olvidaba lo que era no tener la prioridad si estás caminando o en bicicleta)
-Muchos manejaban sin cinturones de seguridad

Y mientras tanto en el bus, escuchaba a la gente gritar hablar, porque en Estambul parece que estuvieran discutiendo cuando en realidad es una conversación común y corriente.

-¡Regresé a Colombia!

Estambul ciudad mágica -patoneando (16)

Estambul ciudad mágica -patoneando (17)

Estambul ciudad mágica -patoneando (4)

Estambul ciudad mágica -patoneando (5)

Estambul ciudad mágica -patoneando (6)

Estambul ciudad mágica -patoneando (7)

Estambul ciudad mágica -patoneando (9)

Y ni hablar de la amabilidad de su gente; Es de esos países que aunque no gozan de una muy buena reputación ante los medios de comunicación, el visitante cambia de opinión cuando está allí. Las personas son abiertas al extranjero, no importa que no hablen inglés o tu idioma, te harán entender por medio de señas, de dibujos, te querrán atender a cómo de lugar, te ayudarán y se sentirán felices de hacerlo. Mi segunda noche tomé un bus hacia la casa de mi anfitriona de Couchsurfing (Haz click acá y te explico lo que es) y no me bajé donde debía hacerlo, me perdí -eso siempre ha sido normal en mí- así que la llamé y le di el teléfono al chico que estaba detrás de mí; segundos después se bajó conmigo, haciéndome señas para seguirlo hasta el lugar donde me recogería mi host.

-Me, turkish, me little bit English
-Entre risas le digo que no importa, que muchas gracias por ayudarme.
-Where are you from?
-Colombia
-Con ojos bien abiertos y expresión de asombro: ¡Ohhhh Shakira!

Esa amabilidad, esas ganas de ayudarte así no sepan ni un carajo de lo que hablas, es lo más bonito de viajar a los lugares “peligrosos” y desafiarlos, de descubrir nuevas culturas y de saber que en el mundo hay muchas personas buenas y hospitalarias, tal vez más de las que vemos en la tele.  Son personas cálidas, espontáneas y abiertas.

Abro paréntesis: Los hombres son igual de coquetos que los latinos. Cierro paréntesis.

OTROS DETALLES DE LA CIUDAD Y DE LAS COSTUMBRES

SUS SABORES
Estambul es una ciudad de sabores y aromas. Recorrer sus calles y sentir tantos aromas diferentes; dulces, Kebabs, té, café, pizzas turcas, jugos de granada, salsas picantes, puestos callejeros. Es una ciudad donde podría quedarme durante meses solo para probar todos y cada uno de sus platos.

Estambul ciudad mágica -patoneando (12)

 

¡GATOS POR DOQUIER!
Si eres amante a los felinos, esta es tu ciudad. Hay gatos por todas partes y nada de gatos flacuchentos y muertos de hambre, no señores. Gatos gorditos, bien alimentados pero nómadas, sin dueño alguno. Acá todos los alimentan -y acarician- en las calles, son los gatos de todos.

 

Estambul ciudad mágica -patoneando (11)

ÉCHALE SAL A LA COMIDA
Acá AMAN lo salado, tanto así que tiene un yogurt y jugos salados. Si, los probé y tienen un gusto interesante pero no es algo que tomaría todos los días.

DESAYUNO DIFERENTE
El primer día pensé que el desayuno era especial porque me daban la bienvenida. El ritual se repitió los días siguientes así que comprendí que no era por mi. Acá desayunan aceitunas, pepino y tomate junto con queso de cabra, pan, mermeladas, mantequilla, miel, huevo, otros tipos de queso y más aceitunas. Por supuesto, siempre acompañado de té o en algunos casos de jugo de naranja. Una delicia total.

Estambul ciudad mágica -patoneando (14)

Desayuno típico

CALLES EMPINADAS 
Estambul está sobre varias colinas, por eso es normal que te encuentres caminando por sus calles y de un segundo a otro estés haciendo una maratón para intentar subir por una calle. Dos minutos después, te encuentras de bajada. Me pareció muy interesante caminar por sus calles.

TRANSPORTE ORGANIZADO
He vivido en ciudades como Nueva York y París y me atrevo a decir que en algunos casos el transporte público de Estambul es mejor que el de éstas ciudades. Cuentan con un sistema -súper- organizado. Tienen taxis, buses grandes, buses pequeños, tranvía, tren, metro, teleférico, ferry, barco, metro debajo del agua, es simplemente increíble. Manejan como locos pero de que le callan la boca a cualquiera con su sistema de transporte, lo hacen.

Estambul ciudad mágica -patoneando

Estambul ciudad mágica -patoneando (19)

Estambul ciudad mágica -patoneando (3)

EL SONIDO DE LAS MEZQUITAS
Nunca había estado en un país islámico y llegar acá y escuchar el canto tradicional de las mezquitas me caló hasta los huesos. Cada cinco horas, un sonido sucumbe la ciudad entera, es el canto que llama a la oración. Se escucha en todos los rincones de la ciudad ya que cada mezquita cuenta con varias bocinas en sus minaretes (las torres) para emitir el canto. Aunque la ciudad sigue su ritmo normal, no dejaba de sorprenderme ese sonido intenso.

TÉ Y CAFÉ
Té en el desayuno, en el trabajo, en el restaurante, en el descanso, en el almuerzo, en el recreo, en la cena, a cualquier hora toman té. Esta bebida amarga es una bebida social, una excusa para compartir, para tomarte una pausa, lo es todo para ellos. Y ni hablar del café turco, famoso en el mundo por su aroma y sabor, aunque acá descubrí que tiene su “truco”. Al igual que el té, ambos se preparan de manera diferente y tradicional ¡He ahí la magia de estas bebidas!

Estambul es una ciudad mágica, caótica pero con su propia personalidad. Una ciudad que tiene mucho para ofrecer, de la que puedes aprender, en la que te puedes perder y sorprenderte. Es un hermoso contraste entre Europa y Asia. Es una ciudad que me sorprendió con su belleza y la amabilidad de su gente. Simplemente la amé.

10 Comments

  1. karen sanchez gomez dice:

    me encanto este block, me siento identificada con muchos de tus comentarios, maravilloso cuando se sueña con algo que creemos que es tan diferente a nosotros y quiza tengamos demaciadas cosas en comun………..
    amo turquia y en este mes ire a visitarlo, espero poder compartir un poco de mi viaje sola por turquia, amo mersin y estambul 🙂

  2. andres jaimes dice:

    Merhaba, yo definitivamente creo que turquia es una colombia en Europa y Asia 😀

    • Lina Maestre dice:

      Merhaba Andres! Estamos de acuerdo.. En cultura, hospitalidad, comidas nos parecemos bastante. Si no fuera por la religión diría que somos idénticos 🙂

  3. ingrid katherine toscano dice:

    hola lina:
    De verdad que que alegria, estoy enamorada de turquia siento envidia de la buena porque tu ya estuviste alli con toda la gente maravillosa de estambull uno de mis sueños es poder disfrutar de este ambiente diferente a nuestra tierra y sobre todo el conocer personas constumbres todo estoy loca por estar alli.

    pero tengo una pregunta ¿para viajar a turquia de colombia pero quiero llegar exactamente a la cuidad de estambull necesito visa? porfa espero tu respuesta.

    • Lina Maestre dice:

      Hola Ingrid, sí, definitivamente Turquía es un país maravilloso. Los colombianos no necesitamos visa para visitarlo y podemos estar 90 días sin ningún problema, así que puedes llegar a Estambul solo con el pasaporte. Espero que disfrutes del viaje! Un abrazo

  4. Jacky dice:

    Hola me llamo jacky soy de Panama, tu block es realmente genial podria leer sobre turquia siempre; me encanta saber sobre su cultura, costumbre y todo eso sueño en ir algun día y conocerlo siempre eh querido conocer la nieve y tengo entendido que alla neva wao !! Saludos

  5. PAOLA CÁRDENAS dice:

    Hola Lina!
    Muy interesantes tus relatos de viaje. Soy colombiana y estaré en junio en Turquía y un par de días en AMsterdam. Quisiera me informaras sobre el seguro médico… es obligatorio? Lo piden? o no es necesario? Gracias!
    Paola

    • Lina Maestre dice:

      Hola Paola, para entrar en espacio Schengen(el caso de Amsterdam) es obligatorio un seguro médico internacional, a mi personalmente nunca me lo pidieron, es al azar. En caso de que el agente te lo pida y no lo tengas, te puede poner muchas trabas para ingresar al país. En Turquía jamás me lo pidieron como requisito para ingresar al país pero sí lo utilicé porque me enfermé. Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!